SOCIO FUNDADOR DE WDCD MÉXICO

NO WASTE CHALLENGE PRESENTADO POR

¿Vas a postularte para el RETO BASURA Cero de la Ciudad de México?

 

En este resumen breve, te brindamos información detallada sobre LA PERSPECTIVA EN torno a los desperdicios EN LA CIUDAD DE MÉXICO, DESTACANDO las oportunidades y desafíos específicos que enfrenta esta GRAN METRÓPOLI.

 

 

 

ANTES DE APLICAR AL RETO DE LA CIUDAD DE MÉXICO TE INVITAMOS A QUE LEAS MÁS SOBRE CÓMO PRESENTAR UN PROYECTO:

RESUMEN GLOBAL

PERSPECTIVA CDMX

SITUACIÓN ACTUAL

UNA METRÓPOLIS CON PROBLEMAS DE RESIDUOS

Cada día, se desechan 13 mil toneladas de basura en la Ciudad de México. Esto quiere decir que, en promedio, cada ciudadano produce un kilo de residuos sólidos por día. Desde el inicio de la pandemia del COVID-19, esto no hizo más que empeorar. Se estima que la ciudad genera 3 mil toneladas más de basura que lo habitual a medida que los ciudadanos permanecen en sus hogares debido a la cuarentena. Esto significa que uno de los mayores problemas del país es la generación excesiva de desperdicios.

La Ciudad de México, enorme y en crecimiento, lleva muchos años enfrentándose al problema de los residuos. Actualmente es el segundo mayor generador de basura entre las megaciudades del mundo (después de la Ciudad de Nueva York), con sistemas de gestión de residuos que no son suficientes para hacer frente al problema. En la mayoría de los hogares de la capital los residuos de cocina, como desechos de vegetales, frutas, tortillas y panes, son los principales culpables. En segundo lugar están los plásticos, que suelen ser productos de un solo uso, como botellas, bolsas y envoltorios plásticos desechables. Durante la pandemia el uso de estos productos aumentó porque se comenzó a dar más prioridad al aseo y a la comodidad. Por último, aunque los desechos electrónicos solo representan un porcentaje menor que el 1 % del total de los residuos que se producen en México, esta cifra crece rápidamente.

 

Los estudios demuestran que, de las 53,1 millones de toneladas de residuos que se producen en México anualmente, 14,9 millones podrían reutilizarse, pero la falta de infraestructura y regulaciones dificultan la implementación de nuevas iniciativas. En su mayoría, los programas actuales se enfocan en los centros urbanos del país, que cuentan con una mejor infraestructura de reciclaje, mientras que algunas áreas de las afueras aún no tienen un sistema apropiado de gestión de los residuos.

¿QUÉ PUEDE HACER EL DISEÑO PARA LA CIUDAD DE MÉXICO?

Entonces, ¿cómo pueden los diseñadores marcar la diferencia? Con la ayuda de nuestros socios destacamos algunas oportunidades y CASOS DE ÉXITO para la Ciudad de México, pero hay muchos más. Consulta los resúmenes globales para obtener más ideas.

DESCRIPCIÓN GENERAL

OPORTUNIDADES DE DISEÑO


En los últimos años la Ciudad de México renovó sus esfuerzos para abordar el problema de los residuos, destacando a un programa (Basura Cero y Economía Circular) que lanzó el Gobierno de la Ciudad de México en 2019. Sin embargo, los retos son grandes, y las conductas y mentalidades aún tienen un largo camino que recorrer. Es aquí donde el diseño puede aportar muchas cosas. Considera las siguientes estrategias para comprender algunas de las necesidades de la Ciudad de México:

1. CONCIENTIZACIÓN Y CAMBIO DE CONDUCTA

No hay información confiable sobre cómo se deben tratar y separar los desechos. Es por eso que, los ciudadanos y las compañías prácticamente no separan sus residuos, lo cual reduce las posibilidades de convertirlos en un recurso valioso (dándole utilidad a los desperdicios). Lo mismo sucede con todos los tipos de desechos: residuos orgánicos y alimenticios que no se pueden convertir en composta, desechos electrónicos de los que no se pueden extraer materiales valiosos, y plásticos que no se pueden reciclar. ¿Cómo podemos diseñar campañas y programas educativos que ayuden a las comunidades a ser más conscientes del impacto que causan sus residuos? ¿Podemos imaginar nuevas maneras de incentivar la clasificación de residuos y el reciclaje?

2. INNOVACIÓN COMUNITARIA

En la Ciudad de México la gestión de los residuos depende en gran medida del sector informal. Tenemos mucho que aprender de las prácticas de los recolectores informales de residuos. ¿Cómo podemos apoyar a estos trabajadores con mejoras a la infraestructura y las condiciones laborales? ¿Cómo podemos diseñar instalaciones, servicios y programas que ayuden a mejorar la separación y el procesamiento de los diferentes tipos de residuos?

3. DISEÑO APTO PARA EL RECICLAJE

La mayoría de los productos no se diseñan pensando en el reciclaje, lo cual dificulta o incluso imposibilita la extracción de materiales que se puedan usar para fabricar productos nuevos. Es el caso de los dispositivos electrónicos, los productos plásticos o textiles, los muebles y muchos otros bienes de consumo. A su vez, a los materiales reciclados se les considera inferiores a los nuevos, de modo que el reto tiene dos facetas. ¿Cómo podemos diseñar productos que se puedan desarmar y reciclar fácilmente? ¿Y cómo podemos motivar a las compañías para que consideren a los materiales reciclados como un recurso valioso?

4. DISEÑO APTO PARA REPARAR

La mismas problemáticas del reciclaje se aplican también a la reparación: los productos modernos y, en particular, los dispositivos electrónicos no se fabrican para poder repararse. Por lo general son demasiado complejos o demasiado cerrados, lo que dificulta el desarmado y el reemplazo de sus componentes. ¿Cómo podemos diseñar productos que sean más sencillos y fáciles de reparar? Considera desarrollar programas que motiven a los consumidores y las pequeñas empresas a sentirse orgullosos de reparar y realizar mantenimiento a sus productos.

5. DISEÑO DURABLE

La mayoría de las estrategias de marketing se enfocan en alentar al consumismo en una economía global, lo que fomenta la producción de artículos de baja calidad y con una vida útil corta. Los consumidores mexicanos son extremadamente susceptibles a esas estrategias. Las regulaciones ambientales y de sostenibilidad del gobierno se entienden más como un conjunto de recomendaciones y no una serie de medidas obligatorias, de modo que el mercado puede seguir funcionando de la forma habitual (se mantiene el status quo). ¿Cómo podemos ayudar a los mexicanos a cambiar su mentalidad en favor de productos más duraderos? ¿Y cómo podemos empoderar a los consumidores para que exijan productos y regulaciones más sostenibles?

INSPÍRATE

ECOLANA


Ecolana es una plataforma digital y una consultora que vincula a consumidores y empresas con centros de recolección y reciclaje, con el fin de incentivar una cultura de reciclaje. Su aplicación es extremadamente eficiente y ofrece una guía digital para el reciclaje en la Ciudad de México. Ecolana fue uno de los proyectos ganadores del Reto Energía Limpia de WDCD 2018-2019.


DESAFÍOS DE LA CIUDAD DE MÉXICO

LOS TRES PILARES DE UNA SOCIEDAD QUE DESECHA

Antes de la pandemia la Ciudad de México generaba más de 13 mil toneladas de desechos por día. Esto se debe, entre otros factores, a la cultura materialista de los mexicanos, que impulsa al consumo excesivo. A su vez, el problema se intensifica debido a la falta de infraestructura eficiente: la ciudad básicamente no puede gestionar las cantidades tan grandes de residuos que se producen. A partir de conversaciones que tuvimos con distintos expertos y socios del Reto Basura Cero, decidimos enfocarnos en los tres tipos principales de desperdicios que se generan en la ciudad: desechos orgánicos, plásticos y electrónicos. Por supuesto, no excluimos propuestas que ya estén trabajando en soluciones dedicadas a abordar otros tipos de residuos, como los textiles, los provenientes de materiales de la construcción y bienes de consumo.

  • Desechos orgánicos: México produce grandes (y excesivas) cantidades de alimentos, de las cuales se desperdicia un impactante 34 %. En México no existe una cultura de separación de residuos, lo que significa que, en las áreas urbanas, los desechos orgánicos normalmente se mezclan con residuos de otros tipos.
  • Desechos plásticos: En la Ciudad de México, se producen 123 toneladas diarias de desechos plásticos, y solo se recicla un 6,07 % de esa cantidad. A su vez, el 48 % de los plásticos que se fabrican están destinados a ser utilizados en productos de un solo uso.
  • Desechos electrónicos: Cada año, México produce aproximadamente 1,032 millones de toneladas métricas de desechos electrónicos, lo que ubica a este país entre los mayores generadores de residuos de este tipo de América Latina. La Ciudad de México genera cerca de 312 toneladas por día; esto significa que los desechos electrónicos representan el tipo de residuo de mayor crecimiento en la ciudad.

DESECHOS ORGÁNICOS

 

DATOS LOCALES


Según datos oficiales, los residuos sólidos urbanos de la Ciudad de México provienen mayormente de materiales orgánicos de la cocina y el jardín. La mayor parte se desecha junto con otros desechos en basureros o incineradoras. A su vez, más de un tercio de todos los alimentos que se producen en México se desechan como consecuencia de la sobreproducción y la distribución ineficiente. Y lo que es peor, hay mucha información errónea sobre cómo se deben tratar y separar los residuos orgánicos, lo que significa que solo una parte muy pequeña de estos desechos se trata y se convierte en composta. Como consecuencia, un gran volumen de residuos quedan mal clasificados y subutilizados, creando una cantidad excesiva de desechos.


 

OPORTUNIDADES DE DISEÑO

 

REDUCE LA CADENA VALOR DEL CAMPO A LA MESA

México produce grandes cantidades de alimentos, de las cuales un 34 % se desecha como consecuencia de la sobreproducción y la distribución ineficiente. ¿Cómo podemos diseñar productos, servicios y programas que ayuden a reducir los desechos alimenticios? Ten en cuenta cada paso de la cadena, desde la cosecha y la producción hasta la distribución, el consumo y la eliminación de los alimentos. Piensa en cómo se podría acortar la cadena de valor si se acercan los alimentos de producción local a los consumidores. Considera desarrollar programas que ayuden a cambiar la percepción de la gente respecto de lo que se puede comer o no (en función de la estética o la fecha de caducidad, por ejemplo).

 

BIOMATERIALES

Los biomateriales que se fabrican a partir de desechos orgánicos pueden ser una buena alternativa a los productos y paquetería de un solo uso. Sin embargo, el potencial de los biomateriales tiene poco reconocimiento. ¿Cómo puede el diseño ayudar a acelerar el desarrollo de los biomateriales hacia una práctica comercial viable? Considera distintos sistemas de procesamiento de los desechos biológicos a nivel comunitario y a pequeña escala, y piensa en tipos de biomateriales que podrían motivar a consumidores y emprendedores a convertirse en agentes activos de la recolección y el procesamiento de los residuos orgánicos.

INSPÍRATE

HAGAMOS COMPOSTA


Con el objetivo de mejorar la situación de los desechos orgánicos en México, Hagamos Composta se enfoca en recolectar este tipo de residuos para convertirlos en composta. Después de pagar una suscripción, las personas o las empresas reciben en sus domicilios cubetas que deben llenar con desechos compostables. Luego, el equipo recoge estos residuos y los lleva a un terreno especial alejado de la ciudad para tratarlos y convertirlos en composta.


Con cada 15 cubetas de desechos enviadas, los clientes reciben una cubeta de composta. La plataforma también comparte consejos e información sobre cómo tratar este tipo de desechos e incluso hacer una composta en el hogar.


 

DESECHOS PLÁSTICOS

 

DATOS LOCALES


En la Ciudad de México se producen unas exorbitantes 123 toneladas de desechos plásticos todos los días. Para tratar de contener la utilización de plásticos de un solo uso, el gobierno de la Ciudad de México comenzó a implementar algunas regulaciones sobre el uso de bolsas plásticas y productos desechables, así como a promover el uso de plásticos biodegradables. Lamentablemente, tomando en cuenta los tiempos políticos de cada administración local, suficientes para crear una infraestructura que permita reciclar todos los desechos que se generan. A su vez, la mayoría de los gobiernos locales enfrentan grandes limitaciones económicas, lo cual dificulta la creación de nuevos programas que aborden la problemática de los desechos plásticos.


 

OPORTUNIDADES DE DISEÑO

 

REDUCE LOS PLÁSTICOS DE UN SOLO USO

La mitad de los plásticos que se producen en el mundo se utilizan solo una vez. A partir de 2021, el Gobierno de la Ciudad de México prohibió el uso de productos plásticos de un solo uso, como bolsas, tenedores, popotes y vasos de plástico. Sin embargo, para que esta medida sea eficaz, es necesario que los ciudadanos estén dispuestos a transformar sus hábitos de consumo y propiciar estilos de vida más sostenibles. ¿Cómo podemos diseñar programas y campañas que ayuden a cambiar la mentalidad del uso de productos desechables? ¿Qué alternativas sostenibles y biodegradables podemos diseñar para los plásticos de un solo uso?

 

REDUCE LOS ENVOLTORIOS PLÁSTICOS

Los envoltorios plásticos son más difíciles de prohibir porque están presentes prácticamente en todo lo que compramos. ¿Cómo podemos reducir el uso de los envoltorios plásticos? Considera desarrollar programas y campañas para lograr que los consumidores sean más conscientes del impacto de los envoltorios plásticos. También puedes solicitarles a las marcas que se hagan responsables de sus envoltorios, los cuales terminan en nuestras calles, ríos y océanos. Por último, pero no por ello menos importante: ¿cómo podemos diseñar envoltorios más sostenibles que reemplacen los actuales que contaminan?

 

INICIATIVAS PARA RECOLECTAR Y RECICLAR

El 91 % de los plásticos no se reciclan en lo absoluto. En cambio, se desechan en basureros, afectando al medio ambiente. ¿Cómo podemos diseñar programas y servicios que motiven a las comunidades a recolectar, separar y procesar los desechos plásticos? Además: ¿cómo podemos promover el uso de plástico reciclado en productos nuevos?

INSPÍRATE

MICRASTIC


¿Sabías que el 85 % del agua potable del mundo está contaminada con microplásticos? La fuente principal de esta contaminación es el lavado de ropas sintéticas. En cada ciclo de lavado se liberan de 5 a 10 micrones de fibras plásticas (un promedio de 6 gramos de microplásticos). De hecho, el 80 % del plástico que ingresa a los océanos y ríos proviene de estos contaminantes.

 

Micrastic es un dispositivo creado por una empresa emergente mexicana que filtra los microplásticos del agua durante el lavado. Tiene dos componentes: el primero es un filtro que se instala en el desagüe de la lavadora para atrapar los microplásticos. Luego, el dispositivo quita los contaminantes y los pasa a un segundo complemento que acelera la degradación de los microplásticos.


 

DESECHOS ELECTRÓNICOS

 

DATOS LOCALES


Cada año México produce aproximadamente de 1.1 a 1.2 millones de toneladas de desechos electrónicos, lo que ubica a este país entre los mayores generadores de residuos de este tipo en toda América Latina. Asimismo, ocho de cada nueve dispositivos eléctricos o electrónicos se desechan y terminan en rellenos sanitarios, basureros legales o clandestinos, mientras que solo un 10 % se recicla.

 

La Ciudad de México genera cerca de 312 toneladas de desechos electrónicos por día; esto significa que los desechos de este tipo representan el tipo de residuo de mayor crecimiento en la ciudad. En los últimos años, el reciclaje y la clasificación de los desechos electrónicos se convirtieron en la fuente  de ingresos para una comunidad de mexicanos. En la mayoría de los casos, esta tarea se realiza de manera informal, con pocas o ningunas medidas de seguridad. A su vez, esta actividad expone a los trabajadores y a los vecindarios periurbanos a condiciones antihigiénicas, y ocasiona una gran contaminación ambiental.

 


 

OPORTUNIDADES DE DISEÑO

 

EXTIENDE LA DURACIÓN DE LOS COMPONENTES ELECTRÓNICOS

En el mundo de la electrónica parece que los productos se vuelven obsoletos cada vez más pronto. ¿Qué podemos hacer para que nuestros dispositivos duren más tiempo? ¿Cómo podemos diseñar dispositivos electrónicos que sean más fáciles de reparar? ¿Podemos incentivaruna cultura de reparación y mantenimiento? Considera también diseñar servicios alternativos a la posesión, como el uso compartido o la renta de equipos.

 

DESARROLLA MANERAS DE APROVECHAR AL MÁXIMO LOS DESECHOS ELECTRÓNICOS

Si bien los desechos electrónicos pueden proporcionar una gran cantidad de materiales valiosos, sólo se recicla un 14 % de los dispositivos electrónicos que se desechan. El resto termina en rellenos sanitarios, basureros ilegales o incineradoras. El sector informal que participa activamente en la clasificación y el reciclaje de los desechos electrónicos crece con rapidez en la Ciudad de México; sin embargo, la mayor parte trabaja en condiciones insalubres y poco seguras. ¿Cómo podemos diseñar instalaciones, programas y servicios que ayuden a mejorar las condiciones laborales y la eficiencia de los procesos para que más partes y materiales valiosos de los residuos electrónicos regresen a la cadena de producción?

 

INSPÍRATE

RECICLATRÓN


Reciclatrón es una actividad que organiza la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México todos los años, en la cual se comparte información y alternativas sobre cómo desechar, tratar y reciclar los residuos electrónicos. A su vez, en esta jornada, se ofrece el servicio de recolección de tarjetas electrónicas, tubos de rayos catódicos, unidades de procesamiento de datos, monitores, equipos informáticos, plásticos diversos, aparatos eléctricos y metales ferrosos y no ferrosos.


 

REFERENCIAS Y PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN ADICIONALES

Para mayor información, estas son las fuentes principales que se utilizaron en este resumen.

SOCIO FUNDADOR DE WDCD MÉXICO

PRESENTADO POR

SOCIO VISIONARIO

SOCIOS DE GOBIERNO

SOCIOS LÍDERES

ALIADOS